Ocurrió en Once, Buenos Aires. La policía  le incauto al joven la mercadería por uso indebido del espacio público. Un usuario subió la foto a las redes y se generó una ola de apoyo.

Maximiliano Gómez se ganaba la vida vendiendo sándwiches de salame en el barrio porteño de Once.

Sin embargo, este jueves cuando caminaba por la calle Presidente Perón al 2500, la Policía de la Ciudad lo interceptó, le sacó la mercadería y le labró un acta de contravención por uso indebido del espacio público.

Fuentes policiales explicaron que la venta ambulante es ilegal, sobre todo si se trata de alimentos, porque estos requieren un control bromatológico, de higiene y un puesto autorizado por las autoridades.

El joven, oriundo de Córdoba, había encontrado una forma de apuntalar su economía. Sin embargo, jamás imaginó que su historia se volvería viral y de la crisis pasaría a tener mucha suerte gracias a los ciudadanos solidarios.

Mientras los efectivos le decomisaban la canasta con 35 sándwiches, un hombre capturó la imagen y la compartió a través de las redes sociales.

La repercusión fue tal, que Maximiliano reveló en diálogo con algunos medios, que le llovieron los pedidos. Fue así como su historia se transformó en una cadena de favores. “Millones de gracias a toda la gente solidaria, es algo increíble”, aseguró el joven. 

Ver imagen en Twitter


Maxi, el muchacho vendedor de sánguches que ayer la Policía le prohibió vender, hoy está desbordado de pedidos, gracias a quienes lo ayudaron y ya hicieron su pedido!!
Contra la miseria de la policía, la solidaridad de la gente!! 

fuente: lmdiario.com.ar

foto: twiter

 
 
 
Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...