Han adherido sólo nueve de las veinticuatro jurisdicciones, y muchas escuelas religiosas, amparándose en su ideario, no la ponen en practica. 

Cuando diputados y senadores debatieron el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, tanto aquellos que se manifestaron a favor como lo que estuvieron en contra, remarcaron la importancia de que se implemente la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) para la prevención de embarazos no deseados, hoy prácticamente paralizada. 

“Hay 3 mil niñas menores de quince años que se convierten en madres, y en el 83,4% de los casos fueron embarazos no planificados. También advirtió que nuestro país es el que más casos de VIH registra en toda América Latina, y nueve de cada diez personas que contrajeron esta enfermedad no utilizaron preservativo”

La ESI, sancionada en 2006, establece en su artículo 5 que las instituciones educativas puedan adaptar los contenidos de la educación sexual según “su ideario institucional y las convicciones de sus miembros”, lo que dificulta la real aplicación.

En este marco, el dictamen firmado elimina este artículo y establece la ley como “de orden público” para que los contenidos curriculares sean de carácter obligatorio en todas las escuelas del país, tanto públicas como privadas.

Las modificaciones también buscan establecer que las jurisdicciones no desconozcan o contradigan los contenidos de ESI, que serán incluidos de manera transversal y a través de espacios curriculares específicos, asegurando la igualdad de trato y oportunidades no sólo para hombres y mujeres, sino también para “las diversas identidades de género y orientaciones sexuales”. 

En medio de estas fuertes embestidas, desde la Campaña manifestaron la necesidad de garantizar una ESI “laica, científica y actualizada” acorde a las leyes de orden público que garantizan derechos.

En la misma línea, desde la Red de Docentes por el Derecho a Decidir destacaron que hay que “entender, informar y socializar la idea de que los pibes tienen sus propios derechos, que la patria potestad no está por encima de los derechos de los pibes y que son derechos adquiridos y que los niños son para sí mismos, no son un sujeto que se deba a la voluntad de otros”.

Dejá tu Comentario...