La causa de la disminución del nivel de monóxido de carbono se atribuye directamente a la merma del tránsito vehicular, por el aislamiento social, preventivo y obligatorio.
Los muestreos de calidad de aire ambiente se realizan de manera constante en el microcentro de Mendoza y se dieron a conocer datos comparativos de mediciones durante la cuarentena con los mismos períodos de años anteriores.

Considerando la situación de aislamiento que  atraviesan la provincia de Mendoza y todo el territorio argentino, se está realizando una medición continua de diferentes contaminantes presentes en el aire para poder compararlos con los valores históricos y con niveles de actividades normales. El objetivo es presentar analizadores, principios de funcionamiento y contaminantes que están siendo monitoreados en el microcentro de Mendoza. Están a cargo del Laboratorio de Análisis Instrumental, coordinado por la Dirección de Protección Ambiental de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la provincia en conjunto con la Universidad Nacional de Cuyo.

El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, destacó: “Buscamos establecer una comparación entre los niveles de mediciones de estos contaminantes durante períodos de actividades normales y el aislamiento que estamos viviendo actualmente. El dato más llamativo es la drástica disminución de los niveles de monóxido de carbono”.

Mingorance también agregó: “Con los primeros datos de la Unidad Móvil de Monitoreo instalada en la playa del Instituto Nacional de Vitivinicultura del microcentro de Mendoza, se confeccionaron los gráficos comparativos entre mediciones registradas en febrero de 2017/18/19 y 2020 y los mismos días registrados en abril de 2020, en momentos del aislamiento social. Los contaminantes registrados son sólidos, en la forma de material particulado, que representa el polvo en suspensión PM10, y gaseosos, que en forma directa o indirecta son volcados a la atmósfera como ser O3 -ozono-, NOx -óxidos de nitrógeno- y CO -monóxido de carbono”.

Por su parte, la directora de Protección Ambiental, Miriam Skalany, explicó: “Esta disminución promedio del 55 por ciento en los niveles de monóxido de carbono está directamente vinculada con la disminución del tránsito vehicular debido a la cuarentena que estamos viviendo, ya que el monóxido de carbono se origina en la combustión incompleta de combustibles fósiles”.

Además, se refirió a los resultados obtenidos sobre las mediciones del material particulado en suspensión (PM10): “No se detecta disminución respecto de la presencia de material particulado presente en el aire en el punto de medición respecto de lo valores medidos en los mismos sitios desde  2017. Es decir, en este caso, se observa que no hay vínculo entre los valores anteriores y el de abril de 2020 y la reducción de tránsito en la cuarentena. Esto se debe a que el material particulado está presente como fondo natural independientemente del aporte de las emisiones vehiculares. Esta situación se viene observando desde hace varios años a través de las mediciones de la estación móvil, cuya precisión en esta medición es confiable”, resaltó Skalany.

Las partículas PM10 (de diámetro inferior a 10 µm) son principalmente partículas primarias emitidas directamente a la atmósfera por fenómenos naturales y actividades humanas. Debido a su tamaño, tienden a depositarse cerca de su lugar de origen y presentan mayor capacidad de acceso a las vías respiratorias y, por lo tanto, mayor afección.

La contribución del tránsito vehicular es una parte de lo que ya existe como fondo natural en Mendoza, el cual es alto, por su condición de zona árida como por la estabilidad meteorológica que se presenta en el microcentro.

La funcionaria también detalló que se observan variaciones en los óxidos de nitrógeno totales del 13 % (NOx). “Esperábamos encontrar disminuciones más significativas en este valor, ya que la emisión de óxidos de nitrógeno se genera a partir del escape de vehículos motorizados, sobre todo de gasoil. Podemos relacionarlo con que el transporte público y de mercaderías que usa este tipo de combustible se ha mantenido durante el período de aislamiento”.

La explicación técnica, según el coordinador de área de Contaminación Atmosférica de la Dirección de Protección Ambiental, Andrés Bullaude, señala: “Es interesante observar la gráfica de ozono, donde se observa una importante ausencia de los picos típicos de ozono generados por la radiación ultravioleta (en horarios de sol). Esto confirmaría la reducción ozono en el aire por ausencia de compuestos orgánicos volátiles y, paralelamente, el mantenimiento de la cantidad de NO2 (en la suma de NOx) respecto de los días normales”.

“Es de remarcar -agregó Bullaude- la baja en los niveles de monóxido de carbono, que está íntimamente relacionada con el tránsito vehicular. Esto se observa en el aplanamiento de la curva de medición horaria. En febrero se detectan picos a la hora de mayor tránsito”.

“Es importante destacar que en ninguno de los meses observados se superan los valores límite de la normativa vigente. De cualquier modo, debe entenderse que estas son observaciones y no  conclusiones, ya que la información no es suficiente como para concluir de modo determinante. Aclaramos también que las mediciones demuestran las condiciones del punto de monitoreo y su entorno inmediato, pudiendo extrapolarse algunas observaciones, con ciertas reservas, a puntos de similar conformación -tránsito, edificios, árboles, etcétera- en el microcentro”, concluyó el técnico.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...