La remodelación de la Terminal está terminando su primer año de trabajos y en los próximos meses tendrá su primer gran avance. Aunque la idea era terminar con el primer ala entre diciembre y enero, cuestiones vinculadas al alza del dólar complicaron presupuestariamente la continuidad de la obra y será recién en febrero la inauguración del sector.

Los trabajos venían en tiempo y forma hasta agosto, momento en el cual la moneda estadounidense dio un salto violento, lo que causó grandes inconvenientes en la obra que está realizando la firma Estación Terminal Mendoza S.A.

De todas formas, las autoridades de la empresa informaron que ya concluyeron el 90% de la obra civil, incluyendo toda la estructura metálica y la cubierta de la terminal, por lo que en los próximos días se enfocarán en el detalle fino y en las terminaciones.

“Por la característica de la obra se pasa casi sin escalas de la obra gruesa a la terminación final. En algunos puntos internos estamos con esa terminación final y la obra gruesa está en el 95% terminada, faltan algunos detalles de albañilería y de algunas zanjas que se agregaron con posterioridad”, explicó el gerente general de Estación Terminal Mendoza S.A, Matías Díaz Telli.

Sobre lo interno, Díaz Telli aseguró que ya tiene forma el espacio comercial interno y que están trabajando en lo principal para la terminal, que son las boleterías de las empresas de transporte, sobre las cuales están definiendo ubicaciones y coordinando la mudanza.

“Está lindo, está quedando imponente y ya tiene forma. Se puede visualizar lo que será la terminal y el perfil que le estamos dando, con mucha más categoría”, dijo el gerente.

Una vez que el sector esté completamente listo, la idea es girar la grúa a 90 grados e inmediatamente comenzar a trabajar sobre el ala este, es decir el que da a la calle Alberdi, donde funcionan las sobre todo las oficinas de encomiendas. Para ese sector también está previsto un año completo de trabajo.

El presupuesto

La obra transcurrió sin inconvenientes hasta agosto, cuando se empezó a complicar el tema de los presupuestos producto del aumento del dólar.

Uno de los problemas más importantes tuvo que ver con que muchas empresas proveedoras de materiales realizaban los presupuestos y cotizaciones con cinco o diez días de validez, y además al no saber qué podía pasar con la moneda norteamericana, había mucho recelo de entregar materiales.

“Es una obra que teníamos presupuestada en pesos y por supuesto los fondos nuestros son en pesos, con lo cual tuvimos que sentarnos a volver a hacer la ingeniería financiera y las proyecciones nuevamente”, explicó Díaz Telli.

El plan para el verano

Desde los primeros días de diciembre comenzó la temporada alta para la Terminal, que se extenderá hasta el final de febrero, cuando culmina el período habitual de vacaciones de verano. En ese sentido, ya se incrementó el tránsito de colectivos a escala de larga distancia e internacional.

“El plan de contingencias es el mismo que tuvimos para las vacaciones de invierno y que habíamos ensayado para Carnaval. Difícilmente haya algún momento del año donde haya más tránsito que en Carnaval y hemos andado bien”, aseguró Díaz Telli.

Ese plan de contingencias consiste básicamente en incrementar el personal de seguridad, de tránsito y de limpieza, para brindar el mayor confort posible a los usuarios, entendiendo el contexto de una obra de remodelación.

“Lo hacemos no con el confort que queremos darle a los pasajeros, pero sí con el que podemos. Estamos con 40 dársenas cuando podríamos tener 58, y porque los metros cuadrados de los pasillos son probablemente la mitad de los que debería tener la terminal, pero vamos a trabajar bien durante la temporada alta”, cerró el gerente. Fuente: Diario Uno

Dejá tu Comentario...