El té de peperina es un remedio popular contra la indigestión y algunas alergias, pero su fama de confiable la dejó al borde de la extinción porque una gran cantidad de personas se dedican a recolectarla en las sierras de Córdoba. 

 

La peperina es un semiarbusto aromático que crece de manera silvestre cerca de los valles de Calamuchita, Punilla y en el valle de Traslasierra. Un gran número de personas se dedican a buscarla, recolectarla y comercializarla, sin que las autoridades regulen la actividad.

Con eso en mente, la legisladora cordobesa Adriana Oviedo presentó un proyecto para declararla como “Flor Provincial”, no sólo para que represente a la provincia sino también para que “se dicten normas que regulen su explotación para evitar su extinción y sin perjudicar a los que viven de esa actividad”.

Aunque existen plantaciones de peperina en el país, las matas silvestres de las sierras cordobesas están en peligro de extinción, según Oviedo, “por la gran demanda en el uso” medicinal o alimentario. Tal es el caso de la industria yerbatera, que adquiere grandes cantidades para sus productos compuestos.

“Para mucha gente la recolección y comercialización significa sus únicos ingresos económicos“, reconoció la legisladora, que propuso la capacitación de quienes trabajan en la recolección para que aprendan el sistema de corte, el tiempo y tamaño para podar las matassin perjudicar su reproducción. fuente: minutouno.com

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...