El MV Golden Ray, es un barco cargado con 4200 autos nuevos de las empresas KIA y Hyundai, encalló frente a la costa del estado sureño de Georgia, en los Estados Unidos, hace casi un año.

A mediados de septiembre del 2019, el barco navegaba con destino al puerto de Maryland cuando se produjo un incendio en su interior, que provocó el vuelco, y así quedó desde entonces. 

Dentro, quedaron los autos destinados al mercado estadounidense, con sus tanques cargados de combustible, hecho que despertó alarmas por el probable derrame de la nafta en el mar. 

La empresa Hyundai, reclama 150 millones de dólares a la aseguradora por los autos que ya estaban vendidos y que, seguramente, deberán ser desguazados el día en que puedan ser rescatados.

El barco encallado tiene 200 metros de largo, pesa 71 toneladas y tiene capacidad para transportar más de 7 mil vehículos. 

Según los expertos la nave tampoco se podrá reparar y será desguazada y trasladada al vecino estado de Lusiana en ocho etapas. 

Las tareas de rescate habían comenzado antes de la pandemia, pero debieron ser suspendidas luego de que varios de los operarios involucrados en el operativo contrajeran la Covid-19. 

Por si fuera poco, el MV Golden Ray está encallado en una región de huracanes, donde suele haber fuertes tormentas. Ahora, los responsables del operativo de rescate establecieron octubre como nuevo plazo para terminar de remolcar el buque. fuente: pagina12.com.ar/

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...