Cada 13 de agosto se celebra el Día Internacional del Zurdería. Entre el 10 % y el 15 % de la población mundial es zurda, es decir, utiliza predominantemente la mano izquierda. A pesar de no ser un número menor, los zurdos están en desventaja dentro de las sociedades actuales, por lo que en esta fecha se busca justamente concientizar acerca de los inconvenientes con los que se enfrentan en un mundo pensado para diestros. 

Desde el uso de las sillas con mesa en los colegios y universidades, las modificaciones en los instrumentos musicales que deseen tocar hasta los molinetes en el subte, los zurdos se enfrentan día a día a un sinfín de inadecuaciones que hacen sus vidas un poco más complicadas. Si bien en los últimos años se han realizado algunas adaptaciones, aún resta mucho por andar.

Este día se conmemora desde 1976, cuando Dean Campbell advirtió que muchos niños zurdos eran obligados a trabajar con la mano derecha. Por tener una “mala imagen”, los zurdos debieron ser reentrenados en muchos casos para que usaran la otra mano. 

Macarena Martínez Cuitiño, directora del laboratorio de investigaciones de neurociencias del lenguaje de Fundación Instituto de Neurología Cognitiva (Ineco), sostuvo que las causas de que alguien sea zurdo “se extienden desde explicaciones genéticas, evolutivas, culturales y ambientales hasta hormonales”, y aclaró varias preguntas.

 

¿Qué causa que alguien sea zurdo?

El cerebro controla el cuerpo de un modo cruzado y, casi siempre, el hemisferio izquierdo es el dominante. En el 85 % de la población, el hemisferio izquierdo, que controla el hemicuerpo derecho, resulta ser el dominante, siendo estas personas diestras. Para el 15 % restante, el hemisferio dominante es el derecho, y estas personas son zurdas. La probabilidad de ser zurdo es mayor en hombres que en mujeres, aunque se desconocen las causas de esto. Incluso, la probabilidad de ser zurdo se incrementa en el 10 % si uno de los padres lo es y hasta el 26 % si ambos lo son. La asimetría en la utilización manual ya está presente en el feto desde muy temprano. ¿Las causas? Son aún variadas e imprecisas. Se extienden desde explicaciones genéticas, evolutivas, culturales y ambientales hasta hormonales.

¿Qué pasa con el resto de las funciones?
En más del 96 % de los diestros, las áreas de procesamiento del lenguaje coinciden en el mismo hemisferio cerebral con la dominancia manual. En el 4 % restante, las áreas del lenguaje se ubicarán en el hemisferio derecho, es decir, en el contrario a la dominancia manual. En los zurdos, esta organización también es diferente. En más del 60 %, el lenguaje se ubica en el hemisferio izquierdo, es decir, en el contrario a la dominancia manual. La probabilidad de que el hemisferio derecho sea también dominante para el lenguaje alcanza el 30%. En un cierto porcentaje, esta función recae en ambos hemisferios, es decir, es compartida entre ambos y, por tanto, menos vulnerable a su afectación por lesión cerebral.

“La elección del día 13 como el Día Mundial de la Zurdería no es casual. En latín, el antónimo de diestra es siniestra. En español, lo siniestro era de mal augurio y por eso se tomó una palabra del euskera: izquierdo/izquierda, para despojarla de ese sentido negativo. En cuanto a la zurdera, la mala suerte está relacionada con las dificultades que sufrieron los zurdos a lo largo de milenios en la adaptación a un mundo de diestros, obligados a usar su mano derecha”, indicó la especialista. fuente: Telám

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...