El 13 de agosto de 1925 nació Carlos Salim Balaá, nuestro Carlitos Balá. Hijo de una croata y un libanés, desde muy chiquito -y pese a su timidez- mostró sus dotes para la actuación. Porteño del barrio de Chacarita, las imágenes de sus siete décadas vivendo por y para el público infantil.

De muy jovencito ya se subía a los colectivos de la línea 39 en Chacarita, su barrio. Los choferes lo conocían y muchos de los pasajeros también. En cuando se ponía primera por Federico Lacroze hacia Palermo, empezaba la función nómade. Carlitos comenzaba a desandar chistes, contar pequeñas historias, interpretar personajes y entablar un ida y vuelta genuino con ese público espontáneo y poco usual. Esa platea de 21 asientos que no imaginaba que estaba ante quien, con los años, se convertiría en la gran estrella del espectáculo para chicos y en el creador de frases que, con solo decirlas, remiten a él. “¿Qué gusto tiene la sala?”, o un golpeteo que incita a una sola respuesta: “Balá”. Todo dicho.

Su primer personaje fue un hombre nervioso, que de tan crispado generaba risa. Muchos años después, esa creación seguía formando parte de su repertorio. A partir de 1958 se presentó integrando un trío junto a Jorge Marchesini y Alberto Locati. Aquellas participaciones en Radio El Mundo ya lo colocaban en un lugar destacado. La formación humorística sobrevivió hasta 1960, año en el que Balá inició su ascendente carrera personal.

Los mendocinos tuvieron la oportunidad de verlo y disfrutarlo innumerables veces, sus presentaciones generaban enorme alegría en los expectadores, con su repertorio de personajes, donde no faltaba “angueto”, un perro invisible, o sus frases  muletilla de “qué gusto tiene la sal” o “2 kilos y un pancito”, o la genialidad del “chupetometro” que ayudo a muchos niños a dejar de usar el chupete.

Feliz Cumpleaños Carlitos y el Show siempre va a comenzar!!!

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...