Transcribimos la charla del investigador Luciano Fabbri, experto en masculinidades, género y diversidad sexual habló con el medio Radio U. 

“A los varones nos pasa que los cimientos que teníamos asignados de privilegio por ser varones ahora están puestos en cuestión por esta avanzada del movimiento feminista y eso nos desconcierta”, comienza el investigar y experto en nuevas masculinidades Luciano Fabbri, en diálogo con Radio U, horas antes de comenzar dos días de charlas y talleres destinados a estudiantes y trabajadores de la UNCUYO.

¿Qué privilegios tenemos los varones?

Hay muchos. Cuando camino por el espacio público en la noche, tengo el temor de que me roben, pero no de que me violen o me intimiden por mi condición de género. Hay una apropiación por parte de los varones del espacio público y eso está naturalizado. Con las tareas de cuidado y del hogar, los varones descansamos en esas condiciones “naturales” o “instintivas” de la mujer. Si yo dejo el plato en la mesa es porque supongo que otra lo va a hacer por mí y que mi tiempo vale más que el tiempo de la otra (mujer). Eso, además de ser un privilegio, es una injusticia.

¿Qué es la llamada complicidad machista?

Son los silencios en los grupos entre varones ante prácticas machistas. Cuando ya las identificamos, ser neutros, pararse por afuera del conflicto y no decir nada es complicidad machista. Es importante, porque delegamos todo el tiempo a las compañeras la tarea de denunciar y alzar la voz. Los varones escuchamos más a otros varones. Por eso la complicidad machista es el gran nudo y la responsabilidad que tenemos los varones en este contexto, más allá de ir a la marcha y de usar el pañuelo, es desatarlo.

¿Se puede ser hombre y feminista?

Hay discusiones al respecto. Yo vengo de la militancia feminista, de colectivos feministas mixtos, disidentes y populares. Lo que sí veo es que devenirse en varón feminista es mejor que proclamarse feminista desde el gesto y lo simbólico. En la práctica cotidiana, nos falta mucho y nos queda muy grande ser varones feministas. 

 

Fabbri integra el Centro de Investigaciones Feministas y Estudios de Género (Cifeg-UNR) y el Instituto MasCS (Masculinidades y Cambio Social). Participó en la fundación de los colectivos de varones antipatriarcales (2009-2014) y posteriormente en la construcción de Mala Junta, colectiva feminista mixta, popular y disidente. Fabbri realiza capacitaciones, consultorías e investigaciones en las áreas de igualdad de género, masculinidades y diversidad sexual. Cuenta con amplia experiencia en los campos pedagógicos, académicos y de políticas públicas/institucionales. fuente: Unidiversidad

Dejá tu Comentario...