Ilda Castro, tiene 78 años es de Lincoln, prov de Buenos Aires, y  se enteró hace tres años que podría terminar la escuela sin hacer horario nocturno y, sin dudarlo, emprendió el desafío de demostrar que nunca es tarde para cumplir los sueños.

Ilda Castro nació y se crió en Bermúdez, un pequeño pueblo del partido de Lincoln. En 2003, Ilda enviudó y decidió comenzar el primer año de escuela secundaria.

Durante los tres años de cursada en el marco del Plan de Finalización de Estudios Secundarios 2 (FinEs 2), Ilda no faltó ni un solo día a clases. Sin haber usado jamás un teclado y un mouse, se entusiasmó con la materia Informática y se compró una computadora que luego su hijo le enseñó a operar. A partir de ese día, el ordenador le sería útil para revisar traducciones de inglés e investigar. Le costó matemática pero obtuvo buenas notas y en Lengua y Literatura siempre fue calificada con diez. “Mis compañeros eran como mis nietos adoptivos, los amé, siempre hubo mucho respeto, mucha solidaridad, la mayoría de ellos tienen entre veinte y treinta años, me hacían sentir una más”, cuenta Ilda.

Esta semana se llevó a cabo el acto de colación de los alumnos egresados en el SUM de la Escuela Primaria N° 2 y contó con la presencia del intendente Salvador Serenal; la secretaria de Cultura de Educación, Prof. Marisa Serenal; la inspectora Jefe Distrital, Prof. Teresa Rotelli; y la inspectora distrital de la Modalidad de Adultos, Prof. Verónica Crespo. Del evento participación también cientos de familiares que acompañaron a los 110 egresados que cursaron en las distintas sedes que funcionaron en Lincoln. El momento más emotivo fue cuando Ilda leyó un discurso y recibió su diploma: todos los presentes la ovacionaron y, entre lágrimas, recibió abrazos de todos.

fuente y fotos: infoGEI

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...