Mientras haya maestrxs de pie no habrá pueblos de rodillas.

El maestro y militante de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN) Carlos Fuentealba fue asesinado hace doce años durante la represión ordenada por el entonces gobernador Jorge Sobisch.

En estos 12 años la docencia y parte de la sociedad ha tomado al maestro Fuentealba como ejemplo de lucha, de entrega. No sólo por su resistencia en la ruta ese 4 de abril junto a sus compañerxs, sino por su compromiso diario en las escuelas que trabajaba. 

El día de hoy coincide con paro y movilización docente para recordar que la docencia perdió con la inflación, que las escuelas se caen a pedazos, que la comida en los comedores escolares cada vez es menos y peor, que faltan vacantes para miles de pibas y pibes. Contra la miseria planificada de este gobierno, como Carlos lo hizo hace 12 años, hoy la docencia sale a la calle.

Dejá tu Comentario...