Mucho tiempo antes del conflicto que se desencadenó el 20 de Noviembre de 1845, nos
encontramos con una Francia hostil hacia el gobierno de Rosas, que no quería más que
incrementar sus intereses en el Río de la Plata.
Reclamaba favoritismos comerciales y un trato correcto para sus súbditos, entre ellos el que los
liberara de integrar nuestras milicias.
Por otra parte, los británicos comenzaron a pedir la libre navegación de los ríos interiores
argentinos, como era el Paraná , lo que les permitía acceder a los que ellos creían importantes
mercados del Litoral e inclusive ponerse en contacto con Paraguay.
Ante la imposibilidad de navegar esos ríos , por la oposición de Rosas , los ingleses comenzaron
a acercarse a Montevideo para negociar con el gobierno anti rosista de Rivera un tratado de
comercio y amistad y así encontrar un nuevo mercado.
Pero como los ejércitos de Rosas al mando de Oribe controlaban el litoral uruguayo, sitiaron a
Rivera en Montevideo.
Cabe destacar que otro de los ejes de la discordia era la famosa y proteccionista Ley de Aduanas
.
La ley, que había afectado a Francia por los altos impuestos que debía pagar por sus mercancías
, fue evadida al desembarcar los franceses la mercancía en Montevideo y de allí trasladada a
Buenos Aires en pequeñas embarcaciones.
Tal actitud llevó a Rosas a multar con un 25% extra a la mercadería francesa.
La guerra se hacía inminente y en agosto de 1845 una escuadrilla francesa capturó a la flota de
Buenos Aires y se apoderó de la Isla Martín García.
Rosas no estaba dispuesto a doblegarse sin combatir.
Los argentinos , al mando de Lucio Mansilla, instalaron baterías de artillería y tropas en las
cercanías de un paraje llamado Vuelta de Obligado , para impedir el paso de la flota
anglo-francesa.
Con este objeto se cruzaron a través del río Paraná tres pesadas y gruesas cadenas, detrás de las
cuales se apostaron embarcaciones incendiarias.
Pese que las tropas argentinas fueron derrotadas, Rosas obtuvo de esta batalla un excelente rédito político, ya que su enfrentamiento contra el imperialismo le valió su entronización en el
panteón patrio de los héroes anti imperialistas.
El bloqueo se mostró bastante torpe ya que afectó más a ellos que a los porteños. La economía
porteña seguía teniendo una amplia base pastoril y se podía sobrevivir sin las importaciones de
las manufacturas extranjeras. En cuanto a las exportaciones los animales podían dejar de ser
sacrificados a la espera de mejores momentos.
Previo a la derrota de la batalla de Caseros de 1852, que lo terminaría alejando del poder , había
redactado su renuncia ante la Sala de Representantes : “Es llegado el caso de devolveros la
investidura de gobernador de la Provincia y la suma del poder con que os dignastéis honrarme.
Creo haber llenado mi deber como todos los verdaderos federales y mis compañeros de armas . Si
más no hemos hecho en el sostén sagrado de nuestra independencia , de nuestra integridad y de
nuestro honor , es porque más no hemos podido”
Finalmente partiría un largo exilio a Southampton , Inglaterra, falleciendo en 1877 a la edad de
84 años.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...