Que todo aumenta día a día ya no es novedad en la Argentina que atravesamos.

Por las calles se percibe que la gente naturaliza los incrementos cotidianamente con enojo y desazón pero continúa adquiriendolos, pues productos tan importantes como el huevo fundamental en la dieta diaria y protagonista de la canasta básica.
Hoy se consiguen en los negocios del barrio a $48 la docena. Visitando algunos negocios de barrios de Palmira, sin consultar grandes cadenas ni supermercados, nos acercamos a ellos con la consigna de; ¿Cuánto es lo que resigna un vecino a la hora de elegir entre productos prescindibles e imprescindibles cuando se va al almacén de la esquina o al kiosko del barrio?
“Nosotros que llegamos de trabajar tarde por ahí queremos almorzar o cenar algo rápido y siempre salimos en el momento o mando alguno de mis hijos a comprar algo en el barrio muchos por ahí no se dan cuenta Pero últimamente todo sube todos los días algunos centavos valen las cosas y eso a través de los días se va notando ya no se compra ni se come como antes resignamos mucho” Nos comentaba un cliente mientras realizaba su compra.

Un comerciante nos decía; “Mira con los huevos particularmente he visto más negación de los clientes que antes, muchos se están quejando por el precio ($3,50 a $4 cada uno) se enojan y no te creen los aumentos. Por eso hoy no compré, tengo que resignar clientela.”

Bien sabemos que la economía nacional se encuentra en una recesión brutal sobre dimensionada por decisiones políticas económicas de ajuste y tarifazos lo que sin duda se transfiere a sectores medios y bajos de la población quiénes son el eslabón fundamental de la cadena económica y a quienes se debería cuidar.
Incrementos enormes por sobre encima de los las paritarias, de hasta tres cifras, en los servicios, inflación que calla el indec con la emisión de una moneda de mayor numeración ($500 y $1000), aumento constantes de precios de la canasta básica, transporte, combustible, vivienda etc. Todo aquello que cualquier familia necesita para desenvolverse en la comunidad se está viendo afectada por decisiones gubernamentales y un modelo económico que no encuentra un rumbo certero en el su camino.
El valor de un huevo, aunque muchos no lo razonen, dice mucho de una economía pero más dice el enojo y el recelo de las familias que cada vez les cuesta más llegar a fin de mes.

 

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...