La crisis que atraviesa el sector frutícola hizo que la compañía Moño Azul, una de las más importantes del rubro, decidiera cerrar su planta de General Roca, en la provincia de Río Negro.

Ejecutivos de la empresa y representantes de los sindicatos negocian las condiciones del despido de los 30 trabajadores que empleaba el lugar con el reclamo de que cobren la totalidad de las indemnizaciones.

Según medios provinciales, Moño Azul habría ofrecido una suma fija a dividir entre la totalidad de los trabajadores, que representaría el 60% del monto correspondiente a la indemnización

 “En total fueron 107 los trabajadores que arreglaron por el 60% que les hubiese correspondido por su antigüedad”, dijo el delegado gremial de los trabajadores de Moño Azul.

La empresa argumenta que esta problemática se debe a que la misma no puede ni siquiera pagar los gastos fijos que tiene el lugar. Hasta ahora el problema es solo en General Roca.

 

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...