Una familia tipo mendocina necesitó en febrero $ 24.100 para no ser pobre y requirió ingresos superiores a $ 9.000 para no caer por debajo de la línea de la indigencia. En ese sentido, la Canasta Básica Total (CBT) de febrero registró un aumento de $1.502.20 con respecto a enero de 2019.

La Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) del Gobierno de Mendoza informó que la CBT del mes de febrero fue de $24.163,38, mientras que la Canasta Básica de Alimentos (CBA) alcanzó los $9.152,80.

De esta manera, en febrero la CBT registró un aumento de $1.502,20 (6,62%) y la CBA de $665,47 (7,84%) con respecto a enero del 2019.

En cambio, en la comparación interanual la CBT aumentó un 59%, ya que en febrero del año pasado se ubicaba en $15.100.

La Canasta Básica de Alimentos (CBA) hace referencia a bienes que satisfacen las necesidades nutricionales de las personas. Aquellos hogares que cuentan con un ingreso menor a este valor, se consideran pobres extremos o indigentes.

En tanto, la Canasta Básica Total (CBT) está compuesta por bienes y servicios que satisfacen las necesidades comunes de la población. En este sentido, aquellos las familias que poseen un ingreso menor al valor de esta canasta son considerados pobres.

A nivel nacional

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que el costo de la Canasta Básica Total, considerada como la cantidad mínima de alimentos, indumentaria y servicios necesarios para no caer por debajo de la línea de la pobreza, aumentó 4,3% durante febrero.

De esta manera, una pareja con dos hijos de 6 y 8 años requirió de $ 27.570,43 para comprar la canasta básica durante febrero, mientras el costo de la misma, entendido como la cantidad mínima de alimentos para subsistir y no caer por debajo de la línea de indigencia, aumentó 5,1% durante febrero.

fuente: Unidiversidad

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...