Debido al derrumbe en las ventas, la automotriz de capitales franceses decidió parar la planta tras alcanzar un acuerdo con el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), con la idea de evitar futuros despidos en el corto y mediano plazo. Según publico en su portal ámbito.com

Se trata de un plan de contingencia que podría repetirse en las próximas semanas dado que la compañía -al igual que sus competidoras- tiene stock que no está pudiendo colocar en el mercado por la notable baja en la demanda de vehículos.

La venta de automóviles cero kilómetro cayó un 42,8% anual en febrero, hasta las 39.825 unidades.

Las suspensiones de Renault llegaron una semana después de que la automotriz Peugeot suspendiera por dos meses a 1.000 trabajadores de la planta ubicada en la ciudad bonaerense de El Palomar, en un contexto de crisis que golpea fuerte al sector automotriz y afecta a más de 7.000 operarios en todo el país.

Dejá tu Comentario...