Desde el organismo reconocieron que preocupa caída en la actividad y el cierre de empresas, pero que la meta primaria era estabilizar el tipo de cambio.

Axel Kicillof le dejó clara una cosa concreta a Roberto Cardarelli y Trevor Alleyne: en el caso de llegar al Gobierno, el kirchnerismo pedirá una renegociación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) firmado en septiembre del año pasado, ya que considera imposible de aceptar la vigencia del concepto de “déficit cero”.

El diputado nacional, el jefe de la misión del Fondo y el embajador del organismo en la Argentina se encontraron ayer en el despacho del exministro de Economía de Cristina de Kirchner y, a diferencia de lo que se esperaba, hubo buen clima entre los tres.

El FMI le pidió la semana pasada el encuentro al representante del kirchnerismo, quien confirmó el miércoles la voluntad de encontrarse, pero bajo sus condiciones.

El punto más importante que se llevaron los visitantes es que el kirchnerismo considera que el plan económico generado luego del último acuerdo con el FMI de septiembre del año pasado es impracticable en un eventual próximo Gobierno de Cristina de Kirchner. Y que, en consecuencia, debería ser renegociado de raíz.

Kicillof reconoció que la firma del acuerdo es un acto de estado vigente y que no será negado en ni en su legalidad ni en su puesta en funcionamiento, pero que se exigirá para 2020 cambios radicales de los paradigmas firmados.

Según dejó claro el anfitrión, para el kirchnerismo el acuerdo en las condiciones actuales es impagable e inaceptable en sus condicionamientos, y contrario a la idea que tiene Unidad Ciudadana para un eventual nuevo gobierno de Cristina de Kirchner de potenciar el crecimiento rápidamente a partir de una mejora del mercado interno.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...