La misión del FMI enviada a la Argentina emitió una declaración al finalizar su visita. La delegación encabezada por Julie Kozack consideró que la deuda de la Argentina “no es sostenible” y pidió una “contribución apreciable” de los acreedores privados.

La declaración realizada por la delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) finalizó con una señal positiva para el presidente Alberto Frenández. En un comunicado, la delegación sostuvo –al igual que el Gobierno- que la deuda de la Argentina “no es sostenible” y aseguró que es necesaria “una contribución apreciable de los acreedores privados” para restaurar la sostenibilidad.

Desde el gobierno se mostraron satisfechos, ante las declaraciones dadas por el FMI, la evaluación positiva que tuvo el organismo sobre lo actuado hasta la fecha para estabilizar la economía argentina. Como lo expresa el comunicado: “Las autoridades argentinas están actuando para resolver la difícil situación económica y social que enfrenta el país. Han implementado un conjunto de medidas para atacar la problemática de la pobreza y estabilizar la economía. Se ha buscado aumentar la recaudación en parte para financiar un mayor gasto social”.

La misión ponderó que la “inflación y las expectativas de inflación han bajado en los últimos meses”, como se señala en el comunicado. Al respecto, en fuentes del Gobierno se señala que el FMI estuvo de acuerdo con las medidas adoptadas para romper con la inercia inflacionaria. Asimismo, coincidieron en que para bajar la inflación se requiere un enfoque múltiple del problema, atacando no sólo la cuestión fiscal y monetaria, sino también la política de ingresos.

 

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...