Tras 78 casos de cáncer un Juez ordeno desmantelar una antena de Telecom

Está ubicada  en el centro de la ciudad de Güemes, provincia de Salta Por orden del juez Leonardo Bavio, el municipio deberá reubicar en un predio todas las antenas de telefonía celular, que se trasladarán al barrio 25 de Mayo.

Fueron siete años de una larga lucha los que esperó Leonora Fenoglio de Palacios, la mujer que junto a otros vecinos bregó para que se cumpla la ordenanza 299/10 que establece la reubicación de las antenas debido a la aparición de 78 casos de muertes por cáncer, en un cuadrante donde se encuentran distintas antenas de empresas telefónicas.

Palacios perdió a dos hijos de  34 y 42 años por cáncer, y el año pasado su esposo falleció tras ser víctima de un ACV. “Yo le prometí a mi hijo que sacaría la antena de ese lugar, ese fue mi motor para no claudicar en esta larga lucha”, dijo la mujer a Últimasnoticiasgüemes.com.

Palacio comenzó su derrotero concientizando a los ciudadanos sobre el peligro que representan las radiaciones que emiten las antenas, realizó marchas, contrató abogados, pidió ayuda a organismos competentes y legisladores.

“Fueron tantas muertes por cáncer en las cercanías de las antenas y tantos otros que aún están peleando contra la enfermedad que no había manera de que la Justicia pudiera cerrar los ojos ante tantas evidencias”, señaló. Tras las acciones legales, la Justicia provincial se declaró incompetente para actuar en la causa por lo que fue el juez Federal Nº 1, Leonardo Bavio, que confirmó la constitucionalidad de la ordenanza. La confirmación vino luego de la mano de la Cámara Federal de Apelaciones y ante la insistencia de apelaciones por parte de la empresa telefónica las acciones legales llegaron a la Corte Suprema de Justicia como recurso en queja.

De acuerdo a lo ordenado por el juez, las antenas deberían buscar un lugar alejado del sector urbano para reinstalarse, sin embargo pasaron dos años hasta que el fallo se comenzó a cumplir. La Jueza de Falta de Güemes, Débora Ramírez, ordenó la clausura del predio colocando una faja en el portón de acceso a la antena, para evitar así cualquier actividad que no sea el desmantelamiento.

“La faja fue violentada, pero con los vecinos decidimos autoconvocarnos cada vez que alguien quisiese ingresar, fue toda una lucha con los empleados de Telecom. El pasado viernes me informó la doctora Ramírez que este lunes vendrían a desarmar la antena, no lo quise creer hasta esta mañana (por ayer) cuando una empresa particular vino a realizar el trabajo”.

Por último Palacios sostuvo que “no puedo festejar con mi familia porque ya la perdí (…) me quedan mis nietos y quiero proteger la salud de ellos y la de todos los güemenses, esto no termina aquí, hay otras dos antenas por erradicar, los vecinos de esas zonas no deben quedarse quietos, deben luchar que sí se puede y ya hay un antecedente”.

fuente: nuevodiariodesalta.com

Dejá tu Comentario...