La delantera de 22 años se sumó a la entidad de Berisso, tras destacarse en el club Malvinas de la Liga Amateur Platense, donde fue goleadora en los últimos dos torneos.

Mara también formó parte de la selección de la Liga platense y jugó tiempo atrás en Defensores de Cambaceres y en el 2017 en el conjunto de la UOCRA, que participa de la Liga de Chascomús.

Villa San Carlos busca evitar uno de los tres descensos y deberá dar pelea en la Zona Permanencia, luego de disputadas las últimas seis fechas de la Zona Campeonato.

Mara tiene 22 años pero sus palabras encierran más edad, más calle, más piel curtida por el dolor. “Para mí, no hay peor asesino que la sociedad cuando discrimina”, sentencia de golpe, en un pasaje de la entrevista que le dio a Página/12 en La Plata.

A las cifras que aterrorizan con los crímenes de odio contra mujeres y varones trans o la expectativa de una vida que ronda los 35 años, la delantera de Villa San Carlos le aporta su propia historia.

A los 15 años, en plena adolescencia, cuando empezaba a reconocerse como ella quería, un día la exclusión y la discriminación la abrumaron tanto que la desesperanza pudo más.

Mara salió de su casa y encaró las dos cuadras que la separaban de la avenida 520. Una vecina que la quería, la notó rara y la empezó a seguir. 

“Mi idea, en ese momento, era llegar a la avenida y matarme abajo de cualquier vehículo que pasara. Fue mi vecina Adriana, que hoy es una gran amiga, quien me agarró, se sentó conmigo, y me rescató ese día”, recuerda la futbolista que viene de ser bicampeona con el club Las Malvinas en la Liga Amateur Platense.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...