Boca – River se suspendió, en medio de un diluvio y luego de que el árbitro Roberto Tobar y sus asistentes recorrieran el campo de la Bombonera, la Conmebol suspendió el partido que iba a jugarse ayer  sábado y lo reprogramó para este domingo 11 de noviembre a las 16.

La decisión se tomó con cientos de hinchas xeneizes en las plateas y la popular, aunque el agua estaba presente no solo sobre el césped (lo que hizo que en las pruebas la pelota no picara ni un centímetro) sino también en las gradas.

Fue Daniel Angelici, el titular del Xeneize, el encargado de dar la noticia de forma oficial a la prensa. “Está suspendido”, dijo, con lo que no solo se cayó el entusiasmo de los hinchas que estaban en el estadio sino también millones de dólares de derechos de transmisión que la Conmebol y los clubes estaban saboreando.

Este domingo, además, habrá que ver cómo estará la ciudad de Buenos Aires, ya que para el horario del partido se anuncian tormentas eléctricas y un nivel de precipitaciones similar al que suspendió el superclásico. fuente: Infonews

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...