El último viernes pasado, en el Hospital Perrupato se recibió a profesores de la Escuela 4-110 Presidente Nicolás Avellaneda, quienes enseñaron a sus estudiantes trabajos de soldadura, doblado de caños, control y pintura para 10 camas del hospital.

El proyecto estuvo a cargo de los profesores Gonzalo Armando Egea y Octavio Irusta, más la colaboración de todos los MEP (maestros de enseñanzas práctica) del turno vespertino.

En total, los alumnos de la escuela reacondicionaron y modificaron 20 barandas especiales, obra que, cuando el hospital lo requiera, están a su disposición.

Específicamente, el hospital donó los materiales necesarios para la fabricación y la escuela se encargó a finalizarlos por medio de talleres y prácticas del trabajo. De esta manera, se promueve el desarrollo de la educación y capacitación, para el beneficio de instituciones públicas.

Desde la misma escuela destacan que “fue un desafío, no solo por los plazos para ser ejecutadas las mejoras necesarias sino que también fueron una prueba para los alumnos, que debieron superar aplicando los conocimientos adquiridos. Esta experiencia sirvió para poner en valor no solo los procesos utilizados para el armado de las camas sino que también pusieron en valor la solidaridad, la empatía y la responsabilidad, entre otras cosas”.

Además, aprendieron a involucrarse en trámites administrativos, como búsqueda de presupuesto, herramientas indispensables para su futura inserción laboral. Sin lugar a dudas, un modelo a imitar donde se pone de manifiesto la importancia de la educación y la práctica profesional.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...