Una familia de turistas encontró una ballena Minke Enana cuando caminaba por la playa de Punta Rasa, cerca de San Clemente del Tuyú. Por suerte reaccionó rápido al alertar a las autoridades y el animal de 3,4 metros fue devuelto al mar.

Personal de Prefectura y de la Fundación Mundo Marino rescataron a la ballena, que pesaría unos 500 kilos.

«Como a cualquier otro cetáceo se lo endereza para que sus espiráculos no queden debajo del agua y así evitar su ahogamiento«, contó Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y jefe del Centro de Rescate y Rehabilitación de la Fundación Mundo Marino.

«En este caso intentamos reflotarlo con técnicas de balanceo y le aplicamos masajes para que pierda el calambre», agregó. Las maniobras surtieron efecto y el animal logró volver al mar.

Antes de devolverla a su medio los rescatistas tomaron muestras del cuerpo de la ballena para conocer más sobre su estado de salud.

«Los resultados de los análisis de sangre mostraron un cuadro de deshidratación y de infección severa», reveló Juan Pablo Loureiro, médico veterinario y director técnico de la Fundación Mundo Marino.

Por eso los rescatistas quedaron pendientes de ver si la ballena vuelve a aparecer porque los resultados de los análisis salieron «una vez que el animal pudo ser reintroducido al mar». fuente: 25digital.com.ar

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...