Los comportamientos y necesidades nutricionales cambian cuando el perro tiene varios años y llega a la vejez. Cuáles son las enfermedades más comunes.

Con el paso del tiempo, los perros cambian su comportamiento, tienen necesidades diferentes y pueden contraer enfermedades propias de la vejez, como la artrosis, la pérdida de los sentidos o la gastroenteritis. Por eso, desglosamos una guía de los principales cuidados a tener en cuenta: cómo alimentarlos, cuánto ejercitarlos y a qué síntomas prestarles atención para poder mejorarles la calidad de vida en la última etapa de sus vidas.

A partir de los 7 años se puede considerar que los perros entran en la vejez; sin embargo, esto dependerá de cada caso, ya que algunos pueden vivir hasta los 20. Poco a poco, les crecerán canas, sus sentidos comenzarán a mermar, dormirán más y sus necesidades nutricionales cambiarán. A la vez, serán más propensos a sufrir ciertas enfermedades que los dueños pueden prevenir o atender de manera temprara si están alertas.

 

Atención a los cambios y buena alimentación

El médico veterinario Leandro Ríos comentó a Unidiversidad que es fundamental prestar atención a los cambios del perro, como, por ejemplo, que tenga dificultades para pararse, sentarse o caminar. Es que los problemas articulares y la artrosis son comunes con el paso de los años en los canes. Al llevarlo a un especialista, este podrá encontrar la manera de aliviarle los dolores.

Según el veterinario, es importante también mantener desparasitado al animal ya que, si no está bien alimentado y le bajan las defensas, estará más propenso a contraer enfermedades y parásitos externos. Otra enfermedad común es la gastroenteritis, producto de la mala alimentación del perro, que se manifiesta con vómitos o diarrea.

“Las necesidades y requerimientos nutricionales cambian con la edad, por eso hay que consultar con el veterinario cuál es el alimento que necesita. No todos necesitan el mismo régimen”, advirtió Ríos.

Foto: Pixabay

Además, se debe controlar que el perro no tenga sobrepeso, que no deje de comer y atender a cualquier otra modificación en su comportamiento, las que harán que necesite una visita al especialista. “Ante cualquier síntoma mínimo, hay que acudir al veterinario. Hay que tener en cuenta que las enfermedades dependerán de la raza, ya que estas marcan predisposiciones”, dijo quien fuera representante del Colegio de Veterinarios de Mendoza. Al ser consultado sobre la frecuencia con la que se le deben realizar análisis de orina y de sangre a las mascotas, Ríos señaló que eso dependerá de su salud general y lo determinará el especialista.

 

Protegerlos del calor

En esta época de altas temperaturas, el veterinario remarcó la importancia de mantener a los canes hidratados, con una fuente de agua cercana y en lugares frescos para evitar que sufran golpes de calor.

Otra recomendación es no dejar al perro solo, sino que debe estar en un espacio donde el dueño pueda controlarlo; así también se evitará que sufra estrés. Tampoco hay que sacarlos a pasear durante las horas del día con más calor. 

Foto: Universo Mascota

 

En la vejez también necesitan divertirse

Los perros ancianos puede pasar más horas durmiendo que los jóvenes; sin embargo, también hay que pasearlos. “Son necesarios el ejercicio, la recreación y el esparcimiento. Esto sirve para que mueva su musculatura y no sufra estrés por la inactividad”, explicó el veterinario.

El tiempo del paseo dependerá del estado de salud del animal, por lo que hay que atender sus limitaciones y “nunca hay que ejercitarlos de golpe”, señaló Ríos. Los perros no deben pasear durante muchos minutos de un día para otro.

 

Protegerlos de los ruidos de la pirotecnia

En pocos días se celebrarán las fiestas de fin de año y mucha gente festejará con fuegos artificiales, lo que afecta a la salud de los perros a cualquier edad, ya que tienen una capacidad auditiva muy superior a la del ser humano. Estos estruendos les generan estrés, taquicardia, temblores musculares y miedo, entre otros problemas.

Al respecto, el veterinario explicó: “La pirotecnia es un tema complicado, es recomendable darles un tranquilizante en las horas previas, pero siempre acudir antes a la veterinaria para que controlen las dosis que tienen que consumir, ya que el medicamento no es de uso libre. También hay que tenerlos en un lugar donde podamos verlos y de donde no se puedan escapar”. 

fuente: Florencia Martínez del Rio/Unidiversidad

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...