Cambiemos discontinuó el reparto y ahora descalificó la política tendiente a cerrar la brecha digital.

El presidente consideró  que era inútil repartir computadoras en las escuelas porque faltaba conectividad, en una de sus desafortunadas frases comparó la entrega de computadoras del Programa Conectar Igualdad sin provisión de internet con el reparto de carne para asado sin una parrilla o sin elementos para encender el fuego.

Este ejercicio de comparación ignora todos los procesos educativos que Conectar Igualdad habilitaba y el potencial pedagógico del equipamiento tecnológico que el programa ofrecía.

A fines del 2015, los estudios internacionales reconocían que los alumnos secundarios de escuelas públicas de la Argentina disponían cada uno de una notebook y las ventajas pedagógicas que suponía el recurso.

Dejá tu Comentario...